V.S.D. Ali­men­tos y Bebidas E.I.R.L.
Par­que Armendáriz 119 — Miraflo­res
9942167419890629977388977
veronica@​pro-​boca.​net — restaurantes@​pro-​boca.​net

Blog: El Pan de Cada Día

Plan­tas Med­i­c­i­nales para cul­ti­var en casa

Si quieres tener a mano cier­tas plan­tas med­i­c­i­nales para uti­lizarlas cuando nece­sites, puedes cul­ti­var­las tu mismo en tu casa, aunque ten­gas poco espa­cio. Estas plan­tas, no nece­si­tan muchos cuida­dos, pero te pueden brindar muchos ben­efi­cios.
No sólo puedes con­seguir plan­tas med­i­c­i­nales en una her­boris­tería, tam­bién las puedes cul­ti­var en tu casa, sin necesi­dad de mucho espa­cio ni mucho tiempo de cuidado. Hay 5 plan­tas que, de acuerdo a sus car­ac­terís­ti­cas pueden ser cul­ti­vadas en tu hogar.

aloeALOE VERA

Es una planta med­i­c­i­nal usada desde hace miles de año por egip­cios, grie­gos, árabes, y chi­nos. Fue usada para ungir el cuerpo de Jesús según el evan­ge­lio de San Juan. En Ori­ente se le da en nom­bre de Bebida de la Per­fec­ción. Crece en cli­mas cáli­dos, sus hojas son duras y carnosas, en forma de flecha, en los bor­des tiene pequeñas espinas y flo­rece en pri­mav­era con un racimo de flo­res amar­il­las o rojas. Lo mejor es usar la gelatina interna de sus hojas, actual­mente se venden gel para uso externo y zumo para uso interno, debido a su sabor amargo es con­ve­niente tomarlo con jugos de fru­tas, y al apli­car­los exter­na­mente poner después aceite debido a que es muy astrin­gente y seca la piel. A nivel gen­eral hay que destacar su poder revi­tal­izador, aumen­tando la energía del cuerpo físico.
PIEL:
- Que­maduras: apli­cada durante las primeras 48 horas, de man­era que la piel per­manezca húmeda con una gasa mojada con gel, después seguir apli­cando hasta la curación total. Es espec­tac­u­lar su poder cura­tivo, desin­fec­tante y regen­er­ador celu­lar, impi­di­endo que que­den cica­tri­ces o que estas sean mín­i­mas.
- Heri­das, cortes, cica­tri­ces.
- Picores por cualquier causa: intox­i­cación por ali­men­tos o med­i­c­i­nas, varicela, sarampión, pica­duras de insec­tos
- Acné, pso­ri­a­sis, ecce­mas, úlceras en las pier­nas: en uso externo aplicar el gel dos veces al día durante var­ios meses y por vía interna tomar dos o tres veces

albahacaALBA­HACA

Alba­haca: (alhabéga, alfábrega, albaka, hierba real, hierba de olor, alba­haca
de olor)
Pro­cede del sur de Asia, Indone­sia e India; el aceite con­tenido de las hojas destruye las bac­te­rias e insec­tos. El zumo de las hojas alivia bron­quitis, catar­ros y prob­le­mas diges­tivos. Con su olor agrad­able y suave sabor aromático se usa como condi­mento habit­ual. Con­tra flat­u­len­cia y gases, es anties­pas­módica. Cinco gramos de hojas fres­cas de alba­haca aca­ban con un fuerte dolor de estó­mago. La infusión de sus hojas es diurética, estim­u­lante, diges­tiva y rela­jante; el zumo de las hojas con miel de abe­jas alivia la fiebre.
El té de alba­haca hace pro­ducir más leche en las madres. Como gar­garismo com­bate hon­gos en gar­ganta y boca. El té frío es bueno para prob­le­mas en los ojos, tanto en enjuague como bebida. Cuando hay dolores en el parto, se toma la raíz de esta planta y pronto aliviará el dolor y lo acel­er­ará. Un ramito de alba­haca en la habitación aleja los insec­tos. Una cuchara­dita de hojas secas tomadas en infusión com­baten el vómito y el vér­tigo. Una infusión de hojas fres­cas y gotas de limón cal­man los dolores de estó­mago y espas­mos intesti­nales.
Un puñado de hojas fres­cas coci­das y apli­cadas sobre la cabeza masaje­ando, elim­ina la caída del cabello. Las hojas secas trit­u­radas se usan como cat­a­plasma para aliviar pár­pa­dos, labios y pezones las­ti­ma­dos. La alba­haca es el gran reg­u­lador del sis­tema nervioso.

tomilloTOMILLO

Pocas coci­nas hay que no dispon­gan de esta hierba, que durante mucho tiempo fue apre­ci­ada tam­bién por sus propiedades anti­sép­ti­cas.
En el siglo pasado y prin­ci­p­ios del pre­sente se usaba para cal­mar y desin­fec­tar las heri­das de los sol­da­dos.
Los antiguos romanos lo ponían en el agua del baño.
El tomillo es un arbusto dimin­uto, perenne y con hojas de color verde oscuro dotadas de un aroma car­ac­terís­tico; pro­duce ramil­letes de flo­res malva que salen de los codos de las hojas a prin­ci­p­ios de ver­ano.
Estas flo­res sue­len pro­ducir grandes can­ti­dades de semi­lla.
El tomillo se encuen­tra fácil­mente tanto en forma de semi­lla como de plan­tas jóvenes.
Sus hojas secas se encuen­tran en las tien­das natur­is­tas y de ali­mentación en gen­eral.
El tomillo sigue usán­dose para la elab­o­ración de jabones y anti­sép­ti­cos y su papel es impor­tante en muchos pro­duc­tos de tocador de elab­o­ración casera.
Con él se hace un tónico facial refres­cante y astrin­gente, un baño de pies rela­jante y un buen adi­tivo para el agua del baño, además de un champú deli­cioso.

limonBÁL­SAMO DE LIMÓN

Los ele­men­tos nat­u­rales nos ofre­cen una amplia gama de posi­bil­i­dades para el tratamiento de diver­sas afec­ciones, desde la fatiga hasta el res­fri­ado. Los usos del bál­samo de limón son muy apropi­a­dos ya que no cau­san efec­tos secun­dar­ios y es muy fácil de uti­lizar.
El bál­samo de limón es una mez­cla de hier­bas que suele con­tener tam­bién menta y vale­ri­ana, por lo que es recomen­dado para casos de ten­siones y estrés, sobre todo en la med­i­c­ina alter­na­tiva. Además de proveer un deli­cioso sabor, con­tiene flavonoides y polifenoles.
Usos del bál­samo de limón:
Puedes colo­car un poco de esta mez­cla en tus bebidas y dis­fru­tar de su sabor y sus ben­efi­cios para la salud. Asimismo, es muy recomend­able añadir la mez­cla de estas hier­bas a las comida. Les dará un buen sabor y te proveerá los nutri­entes que nece­si­tas para mejo­rar la salud.
El té de bál­samo de limón trata las dolen­cias gas­troin­testi­nales, flat­u­len­cias e indi­gestión, por lo que resulta una opción atrac­tiva para aque­l­las per­sonas con un sis­tema diges­tivo sen­si­ble.
Calma los nervios y las ten­siones mus­cu­lares, con el con­se­cuente ben­efi­cio para las per­sonas que sufren de ansiedad, inqui­etud, depre­sión y agitación; inde­pen­di­en­te­mente de que el estado sea gen­er­ado a par­tir de una dolen­cia física o psíquica.
Tam­bién se uti­liza para ase­gu­rar una noche de sueño con­tinua y tratar la apnea del sueño, por lo que se con­sigue un buen des­canso al con­sumirla con reg­u­lar­i­dad.
Por sus propiedades antibac­te­ri­ales sirve para tratar las afec­ciones de la piel. Puedes con­sumirla y a la vez apli­carla en forma de cat­a­plas­mas o lavar la zona afecta con el té.
Es un repe­lente nat­ural, por lo que los puedes aplicar tanto sobre la piel como sobre las super­fi­cies de los mue­bles de la casa.
Uti­liza esta mez­cla de hier­bas y dis­fruta de sus ben­efi­cios.

mentaMENTA

Menta: (Men­tha piperita, herbaboa urmenda, menta verde, men­tha virdis)
Hierba de verde intenso y aroma res­fres­cante; es tónica, estim­u­lante y estom­acal.
Se recomienda en debil­i­dad de estó­mago.
Igual que el romero y el alcan­flor, se para irrita­ciones cutáneas y res­fri­a­dos, dolores de cabeza y dolor de mue­las –mas­ticar la hoja– Las hojas en infusión, se emplean con­tra el insom­nio.
Los tal­los macha­dos son efi­caces con­tra las pica­duras de insec­tos.
No se debe con­sumir durante el embarazo, ni a menores de cinco años.

perejilPERE­JIL

Los grie­gos creían que el pere­jil ger­minó en la san­gre der­ra­mada de Arque­moro a quien tenían por gran héroe.
Los campe­ones de los jue­gos íst­mi­cos eran coro­n­a­dos con guir­nal­das de pere­jil.
Se supone que el uso de esta hierba fue exten­dido por Europa por los romanos, pero hasta 1548 hay pocas prue­bas de que se cul­ti­vara.
Una de las var­iedades que más se encuen­tra hoy día es C. p. crispum, o pere­jil rizado, prove­niente de la especie orig­i­nal.
Es una planta robusta y bian­ual que se cul­tiva como si fuera anual, su fol­laje es verde bril­lante y rizado y es rica en vit­a­m­ina C.
En ver­ano le cre­cen breves tal­los con umbe­las de flo­res ver­dia­mar­il­las.
Las casas de semi­l­las, viveros de plan­tas y tien­das de jar­dinería venden tanto semi­l­las de pere­jil como plan­tas jóvenes.
A lo largo de casi todo el año se encuen­tran ramil­letes verdes de pere­jil en pescaderías y ver­d­ulerías.
A mi juicio el pere­jil es uno de los mate­ri­ales crudos para prepara­dos de belleza a base de hier­bas más injus­ta­mente olvi­dado.
Es exce­lente para realzar el cabello oscuro y resulta un buen antí­doto con­tra la caspa. Los que tienen la piel fnuy grasa pueden apli­carse tanto una crema nutri­tiva anti­acné a base de pere­jil y lavanda como leche de menta y pere­jil.
Este tratamiento, com­bi­nado con una mas­car­illa facial de fre­cuen­cia sem­anal, puede pro­ducir resul­ta­dos muy nota­bles.
Tam­bién a base de pere­jil se elab­o­ran lociones para los ojos y con­tra las arru­gas y un exce­lente líquido para limpiarse la boca.

romeroROMERO

En la antigua Gre­cia los estu­di­antes llev­a­ban ramil­letes de romero en el cabello porque se creía que el romero aux­il­i­aba a la memo­ria.
Las primeras plan­tas de romero que se sabe lle­garon a Inglaterra lo hicieron hacia el 1300, envi­adas por la con­desa de Hain­ault a su her­mana, reina con­sorte de Eduardo III.
En el siglo XV era una planta de cul­tivo exten­dido y se empleaba como susti­tuto barato del incienso.
Tam­bién se incluía en cier­tos tóni­cos y reme­dios cotid­i­anos.
Este arbusto, orig­i­nario de Asía Menor y del sur de Europa, tiene hojas coriáceas y ver­dosas con el envés cubierto de pelil­los finos y blan­cos.
Sus flo­res de color lila se abren a prin­ci­p­ios de pri­mav­era y siguen flo­re­ciendo inter­mi­ten­te­mente hasta prin­ci­p­ios de otoño.
Cuando crece en condi­ciones nat­u­rales, suele preferir zonas costeras; y esto no es sor­pren­dente, pues por algo su nom­bre genérico, Ros­mar­i­nus, proviene de las pal­abras lati­nas ros (rocío) y marimis (marino).
El romero seco es de uso común en la cocina y se encuen­tra sin difi­cul­tad ninguna.
En muchos viveros y establec­imien­tos de jar­dinería se venden las plan­tas vivas en tiestos.
El romero ha sido durante mucho tiempo ingre­di­ente ade­cuado para el agua de colo­nia y muchos prepara­dos para el cabello.
Se hace con él un efi­caz reme­dio con­tra la caspa que, mag­ní­fico acondi­cionador y tónico del cabello, deja el cabello bril­lante y con aspecto sano; además puede prepararse en casa.
El romero tam­bién es bueno para tratamien­tos faciales al vapor, para echarlo en el agua del baño y para darse frie­gas en la piel.

salviaSALVIA

Salvia offic­i­nalis L.
Familia: Labi­atae
Otros nom­bres pop­u­lares: Salvia blanca, selima fina, sage, sal­bei, sauge offic­i­nale.
La familia Labi­atae, es amplia y cos­mopolita. Agrupa a unos 224 géneros y 5600 especies, de las cuales muchas son cul­ti­vadas con fines orna­men­tales, culi­nar­ios o med­i­c­i­nales. El género Salvia abarca unas 900 especies de las cuales, en Chile exis­ten cua­tro especies sil­vestres (Hoff­mann et al, 1992).
La salvia es un sub­ar­busto pro­visto de raíz fusiforme ram­i­fi­cada y lig­nifi­cada, con tal­los cuad­ran­gu­lares ergui­dos y muy ram­i­fi­ca­dos, blan­cos y tomen­tosos. Sus hojas son opues­tas, elíp­ti­cas, peci­o­ladas las infe­ri­ores y sésiles las api­cales, con la base cur­vada o aguda, mar­gen den­tado, blandas, retic­u­ladas, blan­queci­nas en la cara infe­rior (Chiej, 1983).
Las flo­res se dispo­nen en ver­ti­ci­los con el cáliz tubu­lar trilob­u­lado. La corola tubu­lar pre­senta el labio infe­rior trilob­u­lado y de color azul vio­láceo. El fruto es un tetraque­nio ovoide (Chiej, 1983).
Como planta rús­tica, se adapta a gran var­iedad de sue­los, áci­dos y bási­cos, con una escala muy amplia de pH, de 4 a 9, sopor­tando gran con­cen­tración de cal, arcilla e incluso yeso, aunque pre­fiere los sue­los de con­sis­ten­cia media, algo ligeros y cal­careos, de exposi­ción sur; además, se puede desar­rol­lar hasta una alti­tud de 1.800 m.s.n.m.
Usos med­i­c­i­nales pop­u­lares
Se uti­liza en infu­siones para exci­tar las secre­siones y tonifica el sis­tema nervioso. Alivia la atonía del estó­mago y órganos diges­tivos, diar­rea, dis­pep­sias invet­er­adas, vómi­tos nerviosos, res­fri­a­dos, catar­ros, fiebres nerviosas, gota, reuma­tismo crónico, con­gestión cere­bral. Favorece la cica­trización de las úlceras de las pier­nas y activa la cir­cu­lación san­guínea. Efi­caz en la dia­betes, dis­min­uye el azú­car en la san­gre (Koller, 1997).
Tam­bién se uti­lizó en tratamien­tos de enfer­medades con­vul­si­vas y de cóli­cos intesti­nales, así como en el tratamiento de artri­tis y para reb­land­e­cer tumores y durezas del bazo (Hoff­mann et al, 1992).
Fue uti­lizada por los egip­cios, durante la edad media, para ase­gu­rar la fer­til­i­dad de las mujeres, luego de que la población mer­mara a causa de una peste (Pam­plona, 1996).
Com­posi­ción química y propiedades med­i­c­i­nales
Se com­pone de esen­cia, sapon­ina, tanino, resina, áci­dos, mucíla­gos, sales, vit­a­m­i­nas, estrógenos, asparag­ina.
Es rica en alcan­for, cineol y otras sus­tan­cias aromáti­cas; con­tiene tani­nos y sus­tan­cias amar­gas (Forès, 1997).
La pres­en­cia de alcan­for y salvi­olo, le otorga a la infusión propiedades anhidróti­cas, amargo-​tónica, eme­na­gogas y antidi­a­béti­cas (Fer­nán­dez, 1994).
Posee un aceite esen­cial com­puesto por d y l-​alcanfor, alfa-​tuyona, cineol y otros com­puestos hidro­car­bona­dos. Posee un claro efecto estrogénico lo que evi­den­cia una serie de propiedades secun­darias a esta acción, como por ejem­plo, la deten­ción de la lac­tan­cia en madres ama­man­tando, la pro­tec­ción especí­fica que brinda en la mucosa vagi­nal y el con­trol sobre la men­struación. (Hoff­mann et al, 1992).
Las hojas con­tienen ácido ursólico (1 a 2%); flavonoides, glucósi­dos de lute­olina y de la api­gen­ina; áci­dos: ros­marínico (2 a 3%), caféico y clorogénico; un prin­ci­pio amargo diter­pénico, la pri­cos­alv­ina o carnosol (0,35%), que es la forma lac­tónica de la salv­ina, un ácido diter­pénico, con­tenido en la flor y su éter monometílico. Tani­nos catéquicos.
El prin­ci­pal com­po­nente del aceite esen­cial es la tuy­ona (40 a 50%), que es una cet­ona ter­pénica; además con­tiene ter­penos, pineno, cineol, bor­neol, alcan­for, etc.. (Fer­nán­dez, 1994).

Even­tos Cor­po­ra­tivos — Cater­ing — Con­ce­sion­aria de Ali­men­tos — Apli­cación de BPM, BPH
Dis­eñado y desar­rol­lado por RSánchez — Mar­ket­ing Dig­i­tal — Copy­right 2013 — Pro​-boca​.com
Twitter Pro- BocaFacebook Pro-Boca Google+ Pro-Boca